Mathieu Courivaud

OBSERVAR ESCUCHAR Y ACOMPAÑAR.

Me gusta mover mi cuerpo y también estar en la quietud. Intento ser consciente de mi subconsciente en cada momento.

Mi estudio del cuerpo comenzó combinando el deporte con la meditación, luego me adentré en el Kung fu y el Yoga. De manera natural, me dirigí hacia el masaje tailandés, ­­­­­el cual se ha convertido en mi pasión en la vida.

Vengo de un entorno que podría considerarse «normal», pero debido a ciertos condicionamientos, como ser castigado por estar vivo, estar rodeado con personas con trastornos de personalidad me culpé a mí mismo y desarrollé una competencia excesiva para demostrar mi valía en el ámbito profesional, lo que me llevó a dañarme hasta llegar al agotamiento aunque el cuerpo estaba constantemente en acción. Fue así como comencé a buscar herramientas para regularme física, mental y emocionalmente.

Empecé con el Kung fu, luego integré el Yoga, el trabajo del Dr. Joe Dispenza, la meditación Vipassana y meditaciones de Osho. El masaje tailandés, el cráneo sacral y el trabajo energético confluyeron en mi como una extensión de mi experiencia hacia los demás, y al mismo tiempo encontré actividades que me apasionan y que se han convertido en mi estilo de vida. Me fascina el conjunto y me encanta esta forma de observar, escuchar y acompañar a las personas.

Actualmente, resido en Lanzarote, Islas Canarias.

Dirección

Calle Fayna 46. Playa Honda. Lanzarote.

Teléfono

(+34) 618 792 604

Email

mathieucourivaud@gmail.com